¿Qué es el DMT?

Cuando se habla del DMT se está haciendo referencia hacia la N,N – Dimetiltriptamina, el cual es un compuesto químico de la familia de las triptaminas. Se trata de un producto biológico, pues puede ser sintetizado por diversas plantas y animales que están en el entorno natural. También es conocido como “la molécula de Dios”, esto es debido a la potente experiencia psicodélica que genera cuando una persona la consume. 

 

El DMT produce sensaciones diversas, entre las que se encuentran las siguientes: sentir euforia, tener las pupilas dilatadas, aumento del ritmo cardíaco, aumento de la presión arterial, mareos, náuseas, sensación de ansiedad y paranoia. En los casos más graves, se ha visto que las personas llegan a tener arritmias, estar en estado de inconsciencia y en los casos extremos, el consumidor de este psicodélico puede terminar muerto. El DMT es capaz de provocar experiencias que superan la intensidad de la mayoría de los psicodélicos con una dosis equivalente.

 

Esta sustancia se presenta en forma de polvo blanco, es derivado de plantas endémicas de Sudamérica, México y Asia, siendo las más conocidas la Mimosa hostilis y Psychotria viridis. A muchas personas les causa curiosidad saber si el sapo Bufo alvarius produce DMT de forma natural, aunque a la fecha no se han cazado estos ejemplos para extraer el compuesto. Este anfibio forma parte de diversos rituales indígenas, en los que se lamen las sustancias producidas por sus glándulas parótidas ubicadas en el cuello e ingle. 

ayahuasca info 4

¿Cómo funciona el DMT?

El DMT es un psicodélico y, para entender su mecanismo de acción general, se debe acudir a la raíz de la misma palabra. El término proviene del vocablo psicodelia, que a su vez se divide en dos palabras: psique (mente/alma) y delein (manifestar). Por lo tanto, forma parte de un grupo de sustancias que hacen posible la manifestación consciente de lo que es inconsciente y que se encuentra en el subconsciente, así como que la persona pueda descubrir percepciones y emociones primariamente filtradas.

 

Un hecho que no se conoce mucho sobre el DMT es que, si este es ingerido de manera oral, será destruido por una enzima que está presente en nuestro estómago, la cual es denominada como monoaminooxidasa (MAO). Por esta razón, a la hora de preparar bebidas como el Ayahuasca, se tienen que añadir vegetales que contengan compuestos inhibidores de esta enzima, conocidos como IMAOS, estos son la harmina y la tetrahidroharmina (THH), alcaloides extraídos de la especie de planta Banisteriopsis Caapi, la forma más común de consumir DMT es en el Ayahuasca. 

 

El DMT actúa directamente sobre el receptor 5-HT2A, presente en mamíferos, el cual es un neuroreceptor de la serotonina, su administración ha sido asociada de manera histórica a la generación de imágenes vívidas, cambios cognitivos, cambios perceptivos y fuertes modificaciones de la entidad individual y de la realidad. 

¿Hay neurociencia en el DMT?

Los estudios basados en la tomografía computarizada han demostrado que el DMT se correlaciona con una mayor actividad cerebral en la ínsula anterior derecha, la cual está relacionada al proceso de la mediación; la amígdala, que está involucrada en muchas de las emociones y motivaciones; el giro hipocampal izquierdo se relaciona con los procesos de memoria, navegación, orientación espacial y con el control de la atención; estas zonas están asociadas a la interocepción, es decir, la conciencia explícita por parte del propio individuo de lo que está sucediendo a nivel fisiológico dentro de su cuerpo.

 

Además, debido al efecto que tiene sobre el receptor 5-HT2A se asocia el consumo del DMT a una excitación neuronal, efectos conductuales, aprendizaje, ansiedad y pro – nocicepción, esto es el mecanismo de activación del receptor y conversión de una forma de energía en un impulso nervioso a las regiones superiores del sistema nervioso central, las cuales están implicadas en la percepción de la sensación del dolor. 

¿Cómo se consume el DMT?

El DMT se consume normalmente en forma de Ayahuasca, una bebida tradicional indígena de la región sudamericana. Curiosamente, la planta que le otorga su nombre al brebaje, la Banisteriopsis Caapi, es la que contiene los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO), pero el DMT no se encuentra en esa planta. El vegetal que tiene la sustancia propiamente dicha es el segundo componente que se le añade, es decir, la Psychotria viridis, también conocida como chacruna. A continuación pondremos las 2 formas de ingerir el DMT.

 

  • Forma Oral: una bebida típica con DMT que presenta de 35 a 75 miligramos de esta sustancia. Los efectos se empiezan a sentir tras 30 a 45 minutos después de su consumo, se sufre un pico a las 2 a 3 horas y el paciente vuelve a la normalidad en 4 a 6 horas. En esta vía de consumo, el viaje interior suele ser introspectivo y el individuo se plantea preguntas profundas como el sentido de la vida, el motivo de sus acciones personales, reflexiones sobre el mundo general y una serie de alteraciones perceptivas muy intensas a nivel general. 
 
  • Fumada: cuando una persona fuma DMT, la dosis que se consume es entre 30 a 150 miligramos aproximadamente, los efectos se notan mucho más rápido, algunos señalan que son de forma instantánea, y el pico se presenta a los 3 o 5 minutos después de haber fumado DMT. La experiencia completa se disipa en unos 30 minutos y se ha descrito como una percepción muy visual pero es más impersonal que en el caso anterior.

La segunda oportunidad del cannabis de Colombia

Etiquetas
Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Relacionados
Recientes
Categoria
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit eiusmod tempor ncididunt ut labore et dolore magna

Suscríbete

Te informaremos sobre nuevas noticias